Mineral de Pozos; un oasis de paz

Publicado el

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 80

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 80


De pueblo fantasma a Mineral de Pozos sólo le queda la fama. Cada vez son más los viajeros que llegan a esta localidad situada a 45 minutos de San Miguel de Allende, atraídos por la atmósfera acogedora de sus hoteles boutique, la exquisita sazón de sus restaurantes y las terapias de bienestar que complementan el principal atractivo del Pueblo Mágico guanajuatense: sus antiguas minas abiertas al turismo.

Para adentrarse en la historia de la más emblemática, la Ex Hacienda Santa Brígida -con sus “chacuacos” u hornos de fundición de metal que datan de finales del siglo 16-, la alternativa es llegar en bicicletas de montaña.

Isaías Álvarez, habitante de Pozos, ciclista profesional y fundador de la compañía de recorridos Misión Bike Tour, propone esta experiencia guiada para recorrer las minas El Triángulo, Cinco Señores y Angustias, y deleitarse con los fotogénicos escenarios que regalan estos sitios.

De ellas se extrajo oro, plata y mercurio, algunos de los que protagonizaron la fiebre minera que Pozos vivió a finales del Siglo 19, la cual comenzó su decadencia con la Revolución Mexicana y llegó a su fin con la inundación de las minas que aún quedaban activas hacia 1926.

Y como pedalear por caminos agrestes o descender al interior de algunas minas puede resultar agotador, entonces hay que relajar al cuerpo con un tratamiento: en Pozos hay desde masajes tradicionales y temascales hasta el primer spa de cerveza artesanal en México.

Estrenado en octubre pasado dentro del Hotel Boutique Casa Diamante, el singular spa sigue la tradición de los que abundan en República Checa.

Su ritual consiste en un baño que se lleva a cabo dentro de un barril de madera de aproximadamente 400 litros de capacidad. La experiencia promete aliviar el estrés, ayudar al cuidado de la piel y del cuero cabelludo.

Durante al menos un fin de semana, hay que dejarse embriagar por los encantos de este rincón que obsequia memorables postales y mucha calma.

  • Fuente: Reforma

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.