Lucas de Palacio

Publicado el
  • Giro o área: Hoteleros

En 1922 funda y preside, hasta 1940, la Asociación de Administradores y Propietarios de Hoteles, que al siguiente año se transformó en la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles.

Abogado titulado por la entonces tradicional Escuela Nacional de Jurisprudencia, complementó sus estudios con diplomados en diversas instituciones de prestigio en el extranjero, destacando la Universidad de Bolonia, Italia, en el área de Ciencias Políticas y Sociales.
Como profesional se desempeñó en el cargo de vicecónsul general de México en Filadelfia, Estados Unidos. En 1921, una vez pasada la turbulencia política ocasionada por la Revolución Mexicana, regresó a su ciudad natal, el Distrito Federal, y su colega Jorge Braniff lo contrató como director general del Hotel Imperial, actividad en la que no sólo habría de destacar sino trascender.

De 1922 a 1930 dirigió el inolvidable Hotel Regis, ubicado a pocos metros del parque La Alameda. Lamentablemente, este establecimiento se derrumbó con el temblor de 1985, perdiéndose así­ una edificación que marcó toda una época en la hotelerí­a mexicana.
Ya con una vasta experiencia en el campo de la hotelería, de 1930 a 1936 comandó los destinos del Hotel Ritz.

Y es a mediados de 1936 cuando planificó, organizó y dirigió por un lapso de 17 meses El Hotel Reforma, inaugurado el 24 de diciembre de ese mismo año. El inmueble, que fuera construido por el reconocido arquitecto Alberto J. Pani, sucumbió también ante los embates del terremoto de 1985. Cabe señalar que el joven empresario Siahou Sitton Guindi construyó el Hotel Sheraton sobre esos terrenos, coadyuvando a la reactivación económica del Centro Histórico de la ciudad capital.

Lucas de Palacio también fue miembro fundador de la Asociación Mexicana Automovilística y la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes.
De 1939 a 1949 fungió como director gerente de la Asociación Mexicana de Turismo, alcanzando la presidencia de la misma en 1957.

A la edad de 75 años, fallece el visionario político, diplomático, académico, hotelero y autor de manuales sobre hotelería. Por su larga e importante trayectoria en la industria del hospedaje, se propuso ante la Comisión de Estatutos que se incluyera como máxima presea de este gremio, la Medalla de Oro al Mérito Hotelero, Don Lucas de Palacio.
Hoy dí­a es recordado por una larga frase que engloba su pensamiento y filosofía: “La palabra sinónimo de turismo es honestidad; honestidad en los alimentos y bebidas, honestidad en el trato, honestidad en los transportes, honestidad en los precios; esto forma parte del plan. El resto lo pone nuestro ideal clima, nuestra pródiga y bella naturaleza, nuestras costumbres, nuestra rica tradición, el colorido y lo pintoresco de los pueblos”.

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.